Gigola (2010)

Antes de empezar esta crítica. Permitenme decir de la manera mas delicada e intelectual que mierda de película! Ya! Ya me desahogue.

Aun cuando no me guste mucho una peli o un libro trato de encontrarle algo de valor, pero en este caso no se por donde ni como describir este desastre pretencioso. Cierto es que podría simplemente olvidarlo y no escribir nada acerca de esta peli, sin embargo, el hecho de que perdi 102 minutos de mi vida que nunca regresaran , es suficiente incentivo para no dejar que esto quede sin castigo. Ademas lo hago por ti ….si por ti querida lectora desprevenida. Siento que debo avisarte. Aunque no nos conozcamos apropiadamente siento la responsabilidad de advertirles a mis hermanas sáficas no sea que se dejan tentar por la portada del DVD. Si por alguna razón inexplicable aun quieren ver a “Gigola” les aconsejo que paren de leer aquí. Spoilers a continuación.

La película empieza con la estudiante adolescente Georgina (Lou Doillon) contándole a la directora (y también su amante) que ha aprobado sus exámenes y piensa estudiar medicina. Adelantar cuatro años y Georgina se llama ahora Georges y es un soft butch ….machito se dice? Ha abandonado sus estudios de medicina a consecuencia del suicidio de su amante (si la directora del cole). Poco después, Georges se convierte en Gigola, una prostituta dandy con una clientela de mujeres muy muy forradas. Al poco tiempo también esta de chulo vendiendo tambien a su amante.

En realidad esta película no tiene argumento. Ni siquiera puede ser llamado un estudio de personaje ya que el filme ni se molesta en profundizar lo suficiente la psique de Gigola. Lo mejor que puedo decir acerca de esta película es que para LGBT aficionados a la historia presenta un punto de vista interesante de la escena lésbica bajo mundo de París en la década de los 1960 donde marimacha/femina papeles eran de rigor. Ah, y el vestuario, los coches y la ciudad de París son estéticamente agradables. La película al igual que la protagonista tiene un brillo superficial, pero fría, vacía y en última instancia antipática. Que conste que hice el esfuerzo de por lo menos querer comprender, pero al final me importo una mierda una narcisista, ridícula petimetre/puta/chulo que es tanto o más misógino que cualquier machista.

Se espera que el espectador crea que el suicidio de su primera novia es la causa de su cierre emocional. Bien, puedo entenderlo pero eso no explica ni justifica la crueldad y el abuso de Gigola hacia mujeres claramente mas débiles y traumatizadas que ella. Oh, les mencione que también termina acostándose con un chulo (por decisión propia) con el fin de quedar embarazada y de inmediato abandona el bebé con su madre y procede caminando con arrogancia por las calles empedradas mientras el sol se levanta sobre París? Esa es la escena final, por cierto. Que alguien me explique la razón por la que debería importarme esta despreciable Beau Brummell / Mack Daddy aspirante? Ella inspira simpatía cero.

De todos modos, este tipo de auto-indulgente desperdicio de celuloide esta basada en la obra semi-autobiografica de Laure Charpentier y dirigida por esta misma. La continuación de Gigola ya ha sido publicado y adaptada al cine. Que Dios nos coja confesadas!

Please like & share:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *